¡Visita!

Te invitamos a que visites www.origenesymas.com!


Buscar este blog

lunes, 11 de octubre de 2010

¡Nuestra actitud define nuestro camino!

¡Nuestra actitud define nuestro camino!

La Biblia dice: "El espejo refleja el rostro del hombre, pero su verdadero carácter se demuestra por los amigos que escoge" (Prov. 27: 19), en Prov. 23: 7 se nos dice: "Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él" (Versión 1977) Estos versículos sugieren la enorme influencia que nuestra manera de pensar ejerce sobre nuestros actos.

Esto se refleja en un caso bíblico, en el libro de Números, capitulo 13, vemos que Moisés envía a doce espías a ver como era la tierra prometida, sus cosechas, su tierra, sus ciudades, sus fuerzas, entre otros (versículos 16-20). Moisés no pregunto si era posible una invasión!
Los espías llegaron después de cuarenta días, con un exhaustivo reporte, de las grandezas y de todo lo que vieron, hombres el doble de grandes, ciudades con grandes murallas y fortificaciones, armas, entre muchos otros aspectos, que llevaron a perder de vista lo que Dios había dicho al pueblo “esta es la tierra prometida y yo te la entregare”
Todo el pueblo de Israel, se contamino con las actitudes negativas, que no podrían tomar esas tierras, porque los hombres que ahí vivían, eran muy fuertes.
Por esta falta de confianza en sus promesas por parte del pueblo, Dios no les permitió que tomaran la tierra prometida, sino que hasta que la generación cambiara.
Esto llevo al pueblo de Israel, a rodar por el desierto durante cuarenta años.
Ya habiendo fallecido Moisés, Josué, es el líder delegado para Israel; así pues vuelven a orillas del río Jordán, en los límites de la tierra prometida.
Y aquí sucede algo interesante…
Josué 2;
Versículo 1:
Josué hijo de Nun envió desde Sitim dos espías secretamente, Y les dijo: Id a explorar la tierra y a Jericó. Ellos fueron, entraron en casa de una ramera que se llamaba Rahab y se hospedaron allí.
Versículo 2:
Entonces le fue dado este aviso al rey de Jericó: unos hombres de los hijos de Israel han venido aquí esta noche para espiar la tierra.

Aquí vemos que nuevamente son enviados espías a ver la tierra prometida, los cuales van y miran, y se dan cuenta, que toda aquella gente de esa región, les teme, porque han escuchado del poder que tiene el Dios de su pueblo, y de todo lo que hizo en Egipto y en el mar rojo.

Versículo 23:
Entonces volvieron los dos hombres a descender del monte, pasaron, y cuando llegaron adonde estaba Josué hijo de Nun, le contaron todas las cosas que les habían acontecido.
Versículo 24:
Dijeron a Josué: Jehová ha entregado toda la tierra en nuestras manos; todos los habitantes del país tiemblan ante nosotros.

En esta ocasión se observa un cambio de actitud por parte de los espías, lo cual motiva al pueblo y sucede…

Josué 6;
Versículo 15:
El séptimo día se levantaron al despertar el alba, y dieron la vuelta a la ciudad, de la misma manera, siete veces, solamente este día dieron siete veces la vuelta alrededor de ella.
Versículo 16:
Y cuando los sacerdotes tocaron las bocinas la séptima vez, Josué dijo al pueblo: ¡Gritad, porque Jehová os ha entregado la ciudad!
Versículo 20:
Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas. Y aconteció que cuando el pueblo escuchó el sonido de la bocina, gritó con un gran vocerío y el muro se derrumbó, el pueblo asaltó luego la ciudad, cada uno derecho hacia delante, y la tomaron.

Aquí vemos dos tipos de actitudes:
Las actitudes se basan en dos tipos de pensamiento, el positivo y el negativo; el positivo es el que Dios respalda y apoya, el negativo es utilizado por Satanás para sus propósitos, que son el de destruir y dominar, debilitando tus fortalezas.
El punto clave de nuestro éxito en los proyectos y metas que nos propongamos, radica en nuestras actitudes, pero principalmente, en quien ponemos nuestra confianza y credibilidad; Dios es el único que debería ser en quien nuestra confianza repose, ya que confiando en su palabra y promesas, es como alcanzamos éxitos en todo lo que planeemos y nos propongamos.
Dios apoya a quien le cree, y confía en su poder, la actitud manifiesta la diferencia para Dios, un hombre con grandes aspiraciones, pero con una actitud positiva hacia Dios y su cumplimiento, será obra de Dios cumplirla, la meta define nuestra actitud, si queremos una meta, y le pedimos a Dios, el proveerá en base a la meta o limite que pensaste, es importante el creer en un Dios grande, que cumple metas grandes.
El depender de Dios en todo aspecto, es una actitud que debemos trabajar, ya que muchos no dependemos verdaderamente y totalmente de Dios, al depender de Dios, estamos dándole absolutamente toda nuestra confianza y fe en que el cumplirá con sus promesas, nuestras necesidades y peticiones, primeramente buscando el reino de Dios y sus cosas, lo demás será añadido.
El impacto que tienen las actitudes sobre las acciones se ilustra enfáticamente en el relato de Moisés y en el de Josué al enviar a los espías a explorar las condiciones de la tierra prometida; los espías de Moisés regresaron convencidos de que era imposible tomar la tierra y, por lo tanto, no la tomaron. En cambio, los espías de Josué creyeron en la posibilidad de capturar la tierra y lo consiguieron; porque Dios ya les había prometido esa tierra para ellos.
Para mantener una actitud positiva, piensa siempre en Dios y en sus recursos, en vez de pensar en tu propio ingenio. Mira al futuro en lugar del pasado, ten siempre metas bien definidas y considera tus problemas como oportunidades para mejorar.

Recuerda, que Dios mira lo que los hombres no pueden mirar, si confías en el y en su palabra, el te confiara su voluntad, te llevara de su mano, y por mas difícil que sea la prueba, el te sostendrá…

Busca de Dios en la Biblia… y comprenderás grandes cosas de la vida que Dios quiere para todos…

Saludos y bendiciones…
De un siervo de Jesús, Patrick Willeth Rodríguez Vega