¡Visita!

Te invitamos a que visites www.origenesymas.com!


Buscar este blog

jueves, 10 de noviembre de 2011

¡La gran bendición de compartir como hermanos en congregación!

¡La gran bendición de compartir como hermanos en congregación!

¡MIRAD cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos igualmente en uno!
Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y que baja hasta el borde de sus vestiduras;
Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sión: Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.
Salmo 133: 1-3.

Estimados lectores, el día de hoy, quisiera presentarles una breve enseñanza que nos ofrece El Padre Celestial, en cuanto a la importancia de congregarse juntos como hermanos a Glorificar el nombre del Señor; verán ustedes que tan solo el hecho que tiene el congregarse con el fin de Alabar el nombre de Dios, conlleva un sin número de bendiciones.

En la cita Bíblica arriba ofrecida, se tocan muchos puntos de análisis para la bendición de congregarse; primero vemos que el que habla es Dios, por tanto es sumamente imperativo el poner atención a cada palabra para estudiar el impacto que tienen estos tres versículos, en el primer versículo se menciona dos veces la palabra “cuan”, dando sumo énfasis que es muy, muy importante el hecho que viene a continuación, además Dios dice “¡Mirad!”, no esta dando una orden, ni un mandato, sino que esta señalando un hecho firme y real, “cuán bueno y cuán delicioso” vemos que como se dijo se ve la palabra cuan dos veces, lo cual afirma en mucha cantidad lo que sigue del versículo, así como la palabra delicioso, que nos da un disfrute increíble al hecho mismo que el segundo cuan se refiere que es “Habitar los hermanos igualmente en uno”, lo que Dios nos esta diciendo en esta gran frase, es que ¡miren!, ¡vean!, ¡admiren!, cuan delicioso, agradable, exquisito, delicioso, cuan bueno, estable, es habitar juntos como hermanos al uno; el Señor esta dando una afirmación, al decir que cuando los hermanos están juntos en armonía es bueno y delicioso lo cual esta aprobado por Dios y es bendecido.
En el versículo dos, vemos lo que continua después de que los hermanos se congregan con armonía y virtud, que es como el buen óleo (el óleo es el aceite de unción hebreo), que cae sobre la cabeza (a las personas con cargos políticos y doctrinales se les ungía en fe de ungido por Dios para ocupar ese puesto), continua diciendo que el óleo cae sobre la cabeza, el cual desciende por la barba, la barba de Aron (aquí esta hablando de la barba de Aron, lo cual señala al ungimiento de sacerdocio para Dios), continua diciendo y que baja hasta el borde de sus vestiduras (es un ungimiento total, donde el aceite rebosa y abunda hasta ungir en el cuerpo completamente, dando unidad); he aquí un gran pasaje, que Dios expresa que cuando el pueblo se une y comparte en armonía alabando su nombre el bendice y unge a su pueblo como real sacerdocio digno de recibir su alabanza, y por tanto su presencia estará en medio de ellos, porque cuando el sacerdote entraba al lugar santísimo para dar alabanza y ofrecer holocausto agradable a Dios, allí estaba su presencia, y el prometió, que cuando dos o mas se reúnen y se ponen de acuerdo en su nombre, el estará en medio de ellos, esto es la presencia de Dios en su pueblo, y por tanto cosas maravillosas y gloriosas suceden en su presencia; Dios esta con cada uno de los que creen en su nombre y le alaban y le bendicen y hace maravillas en base a su propósito con cada uno, pero en la congregación de hermanos juntos en armonía alabando y honrando el nombre del Señor, el hace cosas sobrenaturales, por el mover de su gloria.
Ahora bien, el tercer versículo, nos menciona otra bendición mas del hecho de congregarse juntos y en armonía alabando al nombre del Señor, la cual es como la unción de real sacerdocio, que como dice en el versículo tres que es como rocío (que el significado de esta palabra es vida larga), del monte Hermón, que desciende sobre los montes de Sión, (estos dos montes están a varios kilómetros de altura sobre el nivel del mar, y a varios kilómetros de distancia entre ellos, lo cual se forma un camino de rocío del primer monte al segundo a varios kilómetros de altura), y continua diciendo que allí envía Jehová bendición y vida eterna, es decir que cuando el pueblo se reúne en armonía alabando su nombre desciende bendición y vida eterna sobre ellos, en completo orden y estabilidad ya que el rocío cae ordenadamente, no como la lluvia que en exceso causa caos y desorden, el rocío cae y da armonía, por tanto es bendito el compartir juntos como hermanos alabando y honrando su nombre.

Que el Señor me los bendiga siempre, y procuren de disfrutar la bendición de compartir juntos como hermanos y en armonía, exaltando en espíritu y en verdad el nombre del Señor; no digas que no has encontrado un lugar donde quieras estar, sino piensa en que Dios tiene un lugar y un propósito para ti en algún lado, solo piensa en ello y anhélalo, y el te llevara a ese lugar, en donde el se mueva y en donde los errores y defectos de los demás sean perfeccionados por el Señor, ya que el dice que se perfeccionara en nuestras debilidades.
Cree y busca una congregación que Dios te dicte!

Saludos y bendiciones…

Atentamente: Patrick Willeth Rodríguez Vega

miércoles, 9 de noviembre de 2011

¡El mejor amigo de todos!

¡El mejor amigo de todos!

Les quiero compartir un pequeño mensaje que leí un día de estos; lo he modificado para incluir mas personas en el, y de tal forma sea mas personal la experiencia, haciéndote participe a ti; así que léelo y medítalo bien…

“Una vez estaba un cristiano dando un recorrido por el parque de la comunidad a medio día ... al pasar por la sombra de un gran árbol decidió quedarse cerca para disfrutar de la gran sombra. En ese momento se acerco un hombre; el cristiano frunció el entrecejo al ver un hombre que se acercaba por el pasillo, el hombre estaba sin afeitarse desde hacía varios días, vestía una camisa rasgada, tenía el abrigo gastado cuyos bordes estaban empezando a deshilacharse. El hombre se sentó en la sombra del gran árbol, inclinó la cabeza, luego se levantó y se fue. Durante los siguientes días, el mismo hombre, siempre al mediodía, estaba en la sombra del gran árbol cargando una maleta... se sentaba a la sombra brevemente y luego se levantaba y se iba.
El cristiano, un poco intrigado empezó a preguntarse que fuese lo que aquel hombre hacia en ese lugar todos los días, en la misma hora y en el mismo lugar, por lo que un día se puso en el camino por donde siempre el hombre se retiraba y cuando el hombre se disponía a irse le preguntó: “! Disculpa! Varón, ¿Qué haces aquí en la sombra de este gran árbol todos los días a esta hora?" El hombre le contestó que trabajaba cerca y tenía media hora libre para el almuerzo y aprovechaba ese momento para orar, "solo me quedo unos momentos, sabe, porque la fábrica queda un poco lejos, así que solo me siento aquí y digo: "Señor sólo vine nuevamente para decirte cuan feliz me haces cuando me liberas de mis pecados... no sé muy bien orar... pero pienso en Tí todos los días... así que Jesús, este es Jim reportándose".
El cristiano, sintiéndose un tonto, le dijo a Jim que estaba bien y que era bienvenido a la sombra de este gran árbol cuando quisiera. El cristiano se sentó un rato en ese lugar, sintió derretirse su corazón con el gran calor del amor y encontró a JESÚS; mientras lágrimas corrían por sus mejillas, en su corazón repetía las palabras de Jim: "SOLO VINE PARA DECIRTE SEÑOR CUAN FELIZ SOY DESDE QUE TE ENCONTRÉ A TRAVÉS DE MIS SEMEJANTES Y ME LIBERASTE DE MIS PECADOS ... NO SÉ MUY BIEN COMO ORAR, PERO PIENSO EN TÍ TODOS LOS DÍAS, ASÍ QUE JESÚS, SOY YO REPORTÁNDOME".
Cierto día el cristiano notó que el viejo Jim no había venido mas a la sombra del gran árbol. Los días siguieron pasando sin que Jim volviese. Continuaba ausente, con lo que el cristiano empezó a preocuparse, hasta que un día fue a la fábrica a preguntar por él; allí le dijeron que estaba enfermo, que aunque los médicos estaban muy preocupados por su estado pensaban que todavía tenía posibilidades de sobrevivir. La semana que Jim estuvo en el hospital trajo muchos cambios, el sonreía todo el tiempo y su alegría era contagiosa. La enfermera jefe no podía entender porqué Jim estaba tan feliz, ya que nunca había recibido ni tarjetas, ni flores, ni visitas.
El cristiano se acercó al lecho de Jim con la enfermera y esta le dijo, mientras Jim escuchaba: "Ningún amigo ha venido a visitarlo, el no tiene donde recurrir". Sorprendido el viejo Jim dijo con una sonrisa... "La enfermera está equivocada, ella no sabe que TODOS LOS DIAS desde que llegué aquí, a MEDIODIA, UN QUERIDO AMIGO MIO VIENE, SE SIENTA AQUÍ EN LA CAMA, ME COGE DE LAS MANOS SE INCLINA SOBRE MÍ Y ME DICE: "SOLO VINE PARA DECIRTE, JIM, CUAN FELIZ FUI DESDE QUE ENCONTRE TU AMISTAD Y TE LIBERÉ DE TUS PECADOS, SIEMPRE ME GUSTÓ OIR TUS ORACIONES, PIENSO EN TÍ CADA DÍA ... Así que Jim, este es Jesús reportandose, TE AMO MUCHO"

- Querido lector, este mensaje es un llamado a tener una relación mas cercana con Jesús, el quiere ser tu fiel compañero, tu fiel amigo, y principalmente tu SALVADOR, el gran árbol, representa la calma, el refrescar, la armonía, la paz, la estabilidad, que Dios ofrece a aquellos que le aman y siguen de corazón; Jim, es el hombre que no siendo gran conocedor de sabiduría ni de letras, aspira a tener una relación intima con Jesús, y busca de su tiempo libre para relacionarse con el, es un hombre con un corazón lleno de gratitud y amor para con Jesús; el cristiano, es el hombre que a pesar de conocedor de las cosas de Dios, cree que esta bien con ello, considera que su estatus es mas que cualquier otra persona, y que por ello Dios lo apoya y nadie lo juzga por su apariencia, son de las personas que viven haciendo obras pero sin verdadera fe en Cristo, y en este caso Jim le vino a dar una verdadera lección de humildad y de propósito cristiano, claramente la Palabra de Dios dice que las obras no son las que salvan al hombre, sino es por fe, pero el hombre que tiene fe su fruto serán buenas obras; ya que Dios ve el corazón del hombre y sus verdaderos sentimientos, pero los hombres ven las acciones de ellos mismos, así que el hombre con fe en Cristo hará cosas buenas porque le nacen de su ser hacerlas, ya no con un propósito de salvación, porque es por fe, sino por fruto de su fe en Cristo Jesús… El Señor Jesús, añora de nosotros una relación cercana con el, el quiere darte su mano y ayudarte, solo esta esperando a que tu des el primer paso; el dice, yo estoy a la puerta y llamo, el que abre su puerta yo entrare!
- Acércate a Jesús, y conoce su vida en los evangelios, busca gente que haya tenido una experiencia con Cristo, lee la Biblia, y sabrás las grandes cosas y maravillosas obras que hizo y que continúa haciendo Jesús en la vida de muchas personas…

¡Así que Jesús, este es Patrick reportándose!

Saludos y bendiciones para todos…

Atentamente: Patrick Willeth Rodríguez Vega