¡Visita!

Te invitamos a que visites www.origenesymas.com!


Buscar este blog

miércoles, 18 de agosto de 2010

“El permanece siempre Fiel”

“El permanece siempre Fiel”

Texto: 2 Timoteo 2:13
“Si fuéremos infieles, él permanece fiel; El no puede negarse a sí mismo”.
Ayer jugaba con mi hijo Uziel en su triciclo, ahora el tiene un año y medio y esta cada día mas grande, pero ayer recibí una lección muy bonita que quiero compartir contigo.
Mientras esperábamos a que mi esposa Yamita se terminara de alistar para ir a la Iglesia, me puse a jugar con Uziel, lo subí a su triciclo y comencé a empujarlo, mientras el lo dirigía hacia donde quería, y como el ya tiene control del triciclo me senté en el sofá a ver como jugaba.
Al principio lo hacia muy bien, pese a que no alcanza todavía los pedales a totalidad anda de un lado para el otro impulsándose con sus pies. En una de esas se suelta del timón y se recuesta hacia atrás en donde se encuentra el soporte para andarlo empujando, en eso yo le digo: “Uziel, no hagas eso que te vas a ir para un lado y te vas a caer”. Parece que para Uziel era divertido lo que yo le decía, porque lejos de hacerme caso se ponía a reír, y es que Uziel es un niño que le encanta jugar y para el todo es un juego y mas aun cuando parece divertido.
Mientras el y sus inventos seguí soltándose del timón y recostándose en el respaldo, yo sentía que se podía caer por un lado, yo le repetía: “Si te caes, no te voy a levantar, porque ya te dije que no hagas eso”, el seguía sonriendo y en una de esas se desestabilizo y casi se caía, mi reacción fue rápidamente levantarme del sofá e ir a protegerlo a que no se golpeara, pese a que le había dicho que si se caía no lo iba a levantar. Obviamente no se cayo, ni se golpeo, sino que solo sonrió.
Fue ahí donde me di cuenta que a pesar que yo le dijera que no lo iba a levantar si se caía, tuve la reacción de ir tras el cuando lo vi en peligro. Ahí mismo Dios me ministro y trajo a mi mente lo que 2 de Timoteo 2:13 dice: “Si fuéremos infieles, él permanece fiel; El no puede negarse a sí mismo”.
Y es que así es Dios, ¿Cuantas veces nos ha dicho que no hagamos alguna cosa y terminamos haciéndola?, quizá en algún momento hemos pensado que si hacemos esto o aquello, ya Dios se alejara por completo de nosotros, pero la realidad es que Dios no se aleja de nosotros, siempre esta ahí cuidándonos, somos nosotros quienes decidimos alejarnos de El, pero El siempre esta dispuesto a protegernos si tan solo se lo permitimos.
Yo me imagino a Dios sentado en su sofá, viéndome como juego con el triciclo de la vida y mientras me recuesto y me escapo a caer y golpear, se levanta en su reacción de Padre Amoroso y extiende sus manos para protegerme de la caída. Quizá no me caeré, pero me daré cuenta que Dios no puede negarse a si mismo, que me ama CON AMOR ETERNO y que pase lo que pase, siempre estará con la disposición de protegerme y bendecirme si tan solo se lo permito.
Amados hermanos, no se que situación puedas estar pasando, quizá te crees que eres el mas pecador del mundo o quizá piensas que no mereces la misericordia de Dios, pero déjame decirte que si tan solo le permites a El mostrarte lo mucho que te ama, El hará grandes cosas en tu vida.
El siempre ha estado ahí viéndote, como por tus ocurrencias has estado en peligro, más cada vez que ve que te vas a lastimar, El sale corriendo a amortiguar tu caída, ¿Cuánto mas esperaras para entender que El te ama y quiere que estés con El?
Es momento de regresar a sus brazos, de darnos cuenta que si hasta acá estoy vivo, no es porque seas bueno o porque tienes tremendas capacidades para subsistir, sino porque su GRACIA y su MISERICORDIA han estado contigo aun cuando quizá ni lo haz merecido. Pero Dios no te da de su gracia y su misericordia porque lo merezcas, sino porque te AMA con un amor que sobrepasa el entendimiento humano.
Y es que aun cuando seamos infieles, El permanecerá Fiel, ¿Por qué no recompensar esa Fidelidad Eterna de Dios, volviéndonos a El de todo corazón?
Permite que tu Padre Celestial, te tome en sus brazos y te proteja de cualquier circunstancia que puedas estar enfrentando.

Autor: Enrique Monterroza

No hay comentarios:

Publicar un comentario