¡Visita!

Te invitamos a que visites www.origenesymas.com!


Buscar este blog

lunes, 16 de agosto de 2010

¡Un testimonio duro!

¡Un testimonio duro!

Este es un testimonio de un hombre, que en la década de los 80s, experimento un suceso que destrozo su vida, pero que encontró la luz y la solución en Cristo Jesús… leamos el testimonio de Roberto:

Roberto, era un adolescente, con muchas ganas de vivir, con muchas ganas de experimentar todo lo nuevo y llamativo; es así como cae en una situación que tiempo mas tarde le costaría muy caro…
Roberto, en compañía de sus amigos de entonces, compartían y experimentaban nuevas cosas, cuando en un día, Roberto se comienza a interesar en juegos y practicas ocultistas (el ocultismo: es lo relacionado con artículos, practicas, juegos, películas, entre un sin fin de aspectos, que inducen la adoración, apreciación, aceptación del Diablo y sus propósitos, es un acto de adoración ocultista, donde victimas ignorantes de ello, caen en la trampa ocultista), y comienza a ver películas con un contenido ocultista, como Freddy Cruguer, La puerta al infierno, entre muchos otros títulos mas que inducen al espectador en ese mundo de maldad y donde el mal gana sobre los seres humanos.
Roberto, mira cuanta película ocultista sin tener conciencia de que poco a poco iba insertándose en un peligroso territorio para el y cualquier joven de su edad. Ya no satisfecho tan solo con mirar películas ocultistas, empieza a jugar con juegos ocultistas, como la güija, Calabozos y Dragones, entre muchos otros juegos que tratan la temática de posesión y asumiendo un papel de un personaje como propio, y el destino del mismo es el propio; como en el caso de Calabozos y Dragones, que el jugador, adquiere una personalidad y personaje impuesto por el juego, durante el desarrollo del mismo, el jugador tiene que derrotar a contrincantes, porque si pierde perderá algo mas que el juego; este tipo de juegos establece un contrato con las fuerzas del mal, dándole un derecho sobre la persona que juega este tipo de juegos; de igual modo con la güija, que la persona crea un vinculo con un demonio que es el que le responde por medio de la tabla con letras, las cuales son seleccionadas por el demonio con una lupa enmarcada que se desliza por el tablero letrado, formando palabras y frases; la persona poco a poco va dando derechos al demonio sobre si misma. Podríamos seguir dando ejemplos acerca de juegos ocultistas, pero en fin todos se resumen, en que el jugador al empezar el juego, empieza a establecer vínculos con demonios.
Roberto, empieza a jugar la güija y Calabozos y Dragones, donde cada vez mas se va metiendo en un territorio peligroso… aún no conforme con estos juegos, muy sorprendido por lo que experimenta con ellos, quiere experimentar cosas mas fuertes, investiga, y el paso siguiente que debe dar según sus malos consejeros; es a la magia blanca (la magia blanca; es una mentira y un engaño, pretende luchar contra el mal de la misma forma que el mal actúa, con brujerías, hechizos, rituales, etc, donde la misma lo que pretende es el mismo fin que el mal, atar personas y maldecir personas al mal), el joven Roberto, se mete en el mundo de la magia blanca, aprende y practica lo que sus malos amigos le enseñan.
Pero Roberto quiere más, quiere superar más la frontera que le han impuesto, quiere llegar al punto más alto de esto, y sus malos amigos le dicen que todavía falta mucho, pero que puede intentar con la magia negra (que es la brujería y un tipo de satanismo muy básico).
Roberto comienza a experimentar la magia negra y sus particularidades, aprende y realiza varios viajes astrales (es el abandonamiento de el alma del cuerpo, sin morir, para desplazarse a lugares; lo utilizan hechiceros y magos, para conocer y darse cuenta de los secretos de las personas, y así engañarlos), entre muchas otras practicas malignas.
Roberto ya desesperado, quiere pasar al siguiente nivel, piensa que esto es un juego, y que nada le va a suceder; así es como Roberto se involucra en una secta satánica. Ya todo lo que había experimentado, era cosa de niños, y también un proceso por el cual el ya sin querer había hecho un contrato con el Diablo a cambio de su alma.
Roberto, comienza un camino oscuro, y maligno, participa en sacrificios humanos al señor de las tinieblas, practican rituales, reciben ordenes del Diablo para que cumplan con sus planes, los 31 de octubre, se sacrifican personas en grandes cantidades alrededor del mundo, sacrifican niños desde meses de nacidos hasta adolescentes en el nombre de Satanás; entre muchas otras practicas satanistas terribles y atroces.
Pero un día Roberto acude a las reuniones de la secta, y les piden un sacrificio para esa noche, el grupo de hombres y mujeres, entre ellos Roberto, salen a la ciudad en búsqueda de su victima; a altas horas de la noche arriban a una dulcería, el dueño de la tienda estaba por cerrar, los muchachos, conversan con el muy amistosamente, el dueño de la tienda poco a poco les toma confianza, comparten vario rato, el ambiente es grato y amistoso; cuando de un pronto a otro Roberto dispara contra el dueño de la tienda, sus compañeros igual; el hombre asediado por las balas, muere en el lugar, los jóvenes y Roberto, abandonan la escena, poco tiempo después cada uno se va separando para ir a sus respectivas casas; Roberto se dirige a la suya, comienza a sentirse extraño, ve que camina, pero no siente sus pasos, siente que va volando, su cuerpo parece no responder a sus deseos, entonces se deja llevar, ve que llega a su casa, observa como entra en ella, camina por sus habitaciones, entra en la de sus padres… ve como su mano sin el pensarlo ni querer hacerlo, se levanta con el arma en ella, apunta a la cabecera de la cama y dispara, su padre no se mueve, pero su madre se levanta para ver… y el segundo disparo la postra en la cama…
Horas mas tarde la policía, saca los cuerpos de los padres de Roberto muertos, y a Roberto esposado, al cual se lo llevan en una patrulla.
Lo Enjuician a 60 años de prisión. Roberto en la cárcel, se siente solo, abandonado, a quien le había servido por algún tiempo, no estaba ahí con el, solo la culpa y el remordimiento, abandonado en su sufrimiento, nada de demonios ni de Satanás, estaba solo sin nadie que le apoyase, cuando en eso escucha hablar de Jesús el Cristo, el cual nunca nos abandona; Roberto se siente atraído por ese Jesús, y pregunta sobre el, recibe respuestas y le invitan a leer la Biblia, allí conoce acerca de Jesús y Dios, y acepta a Cristo Jesús como su señor y salvador para siempre, y ahora no iba a estar solo, porque Cristo esta con el, se da cuenta de todo el engaño que había sido participe, y renuncia a toda participación y vinculo con Satanás, y rinde su vida al servicio de Cristo.
El cuenta su testimonio a quien quiera escucharlo, para que jóvenes no caigan en el engaño del Diablo.
El cuenta su testimonio para que se manifieste la gloria de Dios, y de cómo Cristo es la única respuesta a los problemas del hombre.
Cristo Jesús, es el único camino a la vida eterna, el la respuesta a tu sufrimiento, el es el único que te puede dar la paz y el amor de Dios.
Este testimonio es uno de los pocos que se conocen, acerca de una persona que sale del satanismo y llega a Cristo Jesús; esto es una afirmación de nuestra fe, que el que busca los caminos de Cristo, no importando quien sea y lo que halla hecho; Cristo te amo y ama, y el te recibe y te fortalece, y te limpia y renueva por su misericordia.
¡Yo te bendigo!
¡Sigue a Cristo!
¡Busca a Jesús!
¡Y todo será por añadidura!
¡Búscalo en las escrituras, en la Biblia!

Atentamente:
Patrick Willeth Rodríguez Vega, siervo de Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario